Velazquez 46, ESC. C, 2º izquierda 28001 Madrid
+34 618 537 308
+34 91 40 20 600

Hernia discal: qué es, causas y tratamiento

Desde NATT CENTER, nos gustaría ir informándoos de varias lesiones que nos afectan en nuestro día a día, para que entendáis, que son, como se producen y cuál es su tratamiento.

Hoy vamos a hablaros de la hernia discal, esa lesión tan temida y desgraciadamente tan extendida.

Para empezar, unos datos informativos. Se estima que entre el 80 y el 90% de la población sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida y un porcentaje muy alto de ellos está ocasionado por  hernias discales, 9 de cada 10 problemas de columna son debidos a una hernia discal, así lo refleja el Dr. Francisco Villarejo, jefe de servicio de neurocirugía del Hospital Niño Jesús y de la Clínica la Luz, en su libro “Hernia discal lumbar: diagnóstico y tratamiento”.

Antes de comenzar a hablar de lo que es una hernia discal, tenemos que saber un poco de la anatomía de nuestra columna. Entre todas y cada una de las vértebras de nuestra Columna encontramos una “almohadilla” que denominamos “disco intervertebral” su función es amortiguar y distribuir la carga de nuestro cuerpo. Este disco tiene dos partes, un “núcleo pulposo” (una bolita dura) en el interior, y una “envuelta fibrosa” que mantiene a este núcleo en su lugar.  Ésta envuelta es más dura en la parte anterior que en la posterior, de ahí que la mayoría de ellos rompan por atrás.

hernia discal tratamiento

 HERNIA DISCAL: QUÉ ES?

Las hernias discales se producen cuando éste “núcleo pulposo” se sale de su lugar y va rompiendo las fibras de su envuelta fibrosa. Denominamos hernia a aquellas en las que se han roto todas las fibras y el núcleo protruye hacia afuera y protrusiones cuando se rompen algunas pero no todas.

 HERNIA DISCAL: CUÁL ES LA CAUSA?

Las causas de la hernia discal pueden ser muchas y variadas. Por envejecimiento de nuestros tejidos de sostén (ligamentos, tendones…) y otras por esfuerzos externos, malas posturas, accidentes, traumatismos o por la práctica de deportes.

hernia discal lumbar

La mayoría de las hernias no tienen origen el su propia articulación, si no, que debido a bloqueos articulares en otra zona vecina de la columna se produce una mala biomecánica , es decir, zonas de la columna con poca movilidad  provocan otras con “hipermovilidad”(más movilidad), que son las que generan la lesión. Por esta razón no es solución tratar sólo la hernia, si no que habría que tratar esa zona “hipomóvil”, sin movimiento, que generó la lesión. Ésta es una de las razones por las que la cirugía no soluciona los problemas, porque al continuar bloqueada la zona causante de la hernia puede provocar más y el dolor no desaparece. También podemos explicar porque hay zonas “habituales” con predisposición a sufrir herniaciones, ya sea el caso de las típicas hernias entre Lumbar5-Sacra1, ya que la articulación entre sacro e ilíacos es una articulación con tendencia a estar bloqueada (hipomóvil) tiene que compensar con su vecina, que es la articulación L5-S1  para realizar el movimiento normal.

 HERNIA DISCAL: CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Respecto a su sintomatología es muy variada, ya que depende de qué estructura o qué tipo de nervio presione el desplazamiento del núcleo pulposo, e incluso en muchas ocasiones, las protrusiones dan más sintomatología y dolor que una hernia grande. Las sensaciones van desde el dolor agudo, pinchazos, calor, hormigueo…hasta gente que tiene hernias y no tiene ningún problema ni sensación.

Lo habitual en hernias lumbares es provocar, lumbagos, ciáticas, dolores de rodillas, dolor de cuádriceps, tobillo, hormigueo, falta de fuerza en piernas, dolores irradiados a la zona genital…Y en las cervicales neuralgias en los brazos, tendinitis en hombro y codos, túnel carpiano, dolores de cabeza, hormigueo en cara….y otras tantas sensaciones.

hernia discal causas

 HERNIA DISCAL: EL TRATAMIENTO

La forma de tratamiento, en muy pocos casos debería ser quirúrgico, ya que con un tratamiento osteopático o naprapático, con manipulaciones que actúan descomprimiendo la articulación y desplazando la presión del disco conseguiremos mejorar los síntomas y el dolor, de igual forma tendremos que tratar las zonas de hipomovilidad para generar y aumentar el flujo sanguíneo y la nutrición de la zona, de esta forma llegaremos a la CAUSA del problema, así tratamos en nuestro centro.

En casos extremos, complicados, que ya no responden al tratamiento conservador, con estenosis del canal severas (estrechez del conducto espinal) habría que usar cirugía. Pero gracias a la efectividad de los tratamientos se disminuye al mínimo ésta posibilidad.

A parte de la importancia de los tratamientos para ayudar a eliminar la causa de las lesiones, es importante mantener una buena masa muscular, lo conseguiremos con ejercicio físico y potenciación de la musculatura paravertebral, es importante darnos cuenta de esto, ya que es esencial que la musculatura nos mantenga la zona reforzada.

hernia discal síntomas

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.